¿Qué tipo de Jefe eres?

by Luis Landín

La evaluación de nuestra labor, siempre será una variante en nuestro desempeño; estar al mando o al frente de un grupo de colaboradores es una tarea difícil y por lo regular llena de diferentes caminos, procesos e instancias que nos obligan a crecer, evolucionar y trascender. Quienes están al frente de una Organización, deben entender el reto y la responsabilidad que les fue asignada, además del compromiso que representa. La toma de decisiones, siempre será un punto que determinará la gestión y que no es más que el resultado de una serie de situaciones que nos orientan y justifican la gestión con base en las respuestas y estímulos al entorno.

En definitiva, no es fácil estar al frente de una Institución u Organización, pero alguien tiene que hacerlo, así qué te pregunto: ¿te has puesto a pensar en que tipo de Jefe eres?, aplica para coordinadores, directivos y CEO. La respuesta puede ser difícil y muy amplia, pocas veces nos ponemos hacer un examen de conciencia y más cuando se trata de realizar una auto evaluación, ¿cómo reaccionar?, ¿qué decisión debo tomar?, ¿la resolución que propuse fue la correcta?, ¿cómo impacta mi labor frente a mi Organización?

Es un ejercicio complicado, honesto y personal, pero que nos ayuda mucho a darle una orientación a cómo nos ven los miembros del equipo y cómo considero qué es mi función al momento de tomar decisiones. Enlisto algunos prototipos o modelos de Jefes, te invito a elaborar un examen de conciencia y selecciona con cuál te identificas más.

Por ejemplo, el Jefe Autocrático, es aquel que se limita a dar instrucciones claras y precisas, coordinar las acciones necesarias sin pedir asesoramiento previo a sus subordinados dado que posee la experiencia y capacidad para hacerlo, si eres de este tipo, lo más seguro es que muestras una clara orientación a la consecución de objetivos, pero pocas veces te centras en las personas que componen tu equipo. Por lo regular te limitas a dar indicaciones y coordinar las acciones necesarias, para conseguir el resultado esperado, no significa que seas ni bueno, ni malo, pero vale la pena considerar el hacer participes a los colaborares los logros del cumplimiento de objetivos.

tipos-de-jefes-recursos-humanos

Existe también el Jefe Formador: es el que ayuda a fomentar el crecimiento personal y profesional de sus colaboradores; motiva a los miembros del equipo y ofrece una amplia formación para conseguir los objetivos de manera más eficiente. Toma decisiones, después de consultarlas con ellos y analiza los problemas, aceptando los consejos que se le ofrecen. El ser Formador, tiene un margen de error, dado que se necesita paciencia y ser muy claros con los canales de comunicación. Si bien es cierto que es fácil desarrollar un proceso de aprendizaje, lleva tiempo y constancia.

También existe el Jefe Motivador, confía en las capacidades de sus subordinados y cree que motivando al equipo se pueden alcanzar los objetivos eficazmente. Ante los conflictos y dificultades, propone opciones y promueve el intercambio de ideas y así sale avante ante situaciones complicadas. Posee un perfil carismático y orienta a las personas, delega muchas de sus funciones y confía mucho en los miembros del equipo, no obstante la confianza es un valor que se gana muy fácilmente, pero se pierde con mayor facilidad. Se necesita tener un equipo con un alto grado de madurez, para poder asignarle responsabilidades, en la toma de decisiones y para el futuro de la Organización.

que-tipo-de-jefe-eres

Y por último tenemos al Jefe Analítico, delega las tareas, motiva poco; al momento de surgir complicaciones se limita indicar qué hacer y el resultado que quiere conseguir, pero no especifica el camino más adecuado para el seguimiento del objetivo. Este tipo de jefe mantiene una actitud de control, existe un mínimo margen de error con la toma de decisiones y lleva a los colaboradores a dar el máximo potencial. Su actuar es cuestionable, pero siempre se limita a dar resultados en beneficio de la Organización. 

El ser un determinado tipo de Jefe, tiene sus ventajas y desventajas, el punto es poder entender que actuamos y reaccionamos de diferente manera, es cuestión de evaluar y analizar qué es lo que mejor nos conviene y cómo ese resultado impacta en la Institución u Organización de la cual estamos al frente. Para saber qué tipo de jefe debes ser, quizá la cuestión sería: ¿qué resultado quieres obtener? 

You may also like

Leave a Comment